Israel, Un ejemplo a seguir. (1ª parte).


Qué es y como se construye un país más verde?

Una sabia frase dice lo siguiente, “dime donde pones tu dinero y te diré en que crees”. Esto es aplicable a nivel personal pero también a nivel de gobiernos. Están muy de moda los temas ecológicos, las energías renovables y limpias, y todos los temas relacionados. Pero cuanto realmente se invierte desde los gobiernos para que estos conceptos se conviertan en parte viva del desarrollo social? En casi todo el mundo bastante poco, es por esto que nos alegró encontrarnos con la siguiente noticia.
El Ministerio de Energía y Agua de Israel ha comenzado un proyecto para “reciclar heladeras”, y se trata de lo siguiente. En la mayoría de los hogares, las heladeras representan el mayor consumo de energía eléctrica. Cuando estos artefactos son viejos, su eficiencia es muy pobre, por lo cual se produce un importante “desperdicio” de electricidad. La perdida es doble porque por un lado nosotros lo pagamos mes a mes en la factura de la empresa que nos da el servicio, y por otro el país pierde en su capacidad siempre limitada, recursos para proveer esta energía en otro lado.

Es por esto que desde el estado se tomo la siguiente resolución: toda familia que tenga en su hogar un refrigerador de más de 300 litros de capacidad y que tenga mas de 7 años de uso, podrá cambiarlo por uno nuevo. El costo de esta operación esta subvencionado en un 30% por el Ministerio de Energía, quien además se encargo de organizar la licitación que comprendía 50.000 artefactos. Esto ultimo por si solo ha hecho posible que los precios desde el vamos sean muy bajos.
Conversando hoy con el propietario de una importante tienda de electrodomésticos nos decía: “el precio que tu estas pagando hoy por estas heladeras es un 25% menos de lo que yo compraría como mayorista.”

El proyecto está dirigido a la población en general, no sólo a las poblaciones de bajos ingresos como se había hecho en el pasado.

El presupuesto del proyecto es de aproximadamente NIS 50 millones, unos USD 15 millones. Se espera un ahorro anual de la factura de electricidad cada hogar de unos NIS 600 por año (USD 150). Si estas cifras son correctas la inversión para los hogares se pagaría sola en 2 a 3 años aproximadamente. Todo esto sumado a disfrutar de un electrodoméstico nuevo,  que para quienes tienen una heladera vieja es una comodidad fácil de notar. Si el proyecto tiene éxito se pretende llegar a 140.000 unidades.

Lo genial de esto es que todos ganan, los ciudadanos ganan, el estado gana energía, y hasta la cadena comercial que va desde el importador hasta la tienda de electrodomésticos también lo hace.

Esto pretende ser la primera parte de una política que incluirá en un futuro próximo, lavarropas y los sistemas de calentamiento de agua solares/eléctricos.

El precio subsidiado incluye la compra de un refrigerador, su transporte hasta el cliente, remover la vieja nevera, y garantía de tres años. Cabe señalar que el refrigerador debe estar en estado operativo y no roto, tener más de siete años de antigüedad un volumen de 300 litros por lo menos. La operación se llevará aproximadamente 18 meses o hasta que se agoten las existencias.

Algunos dirán que esta medida no hace realmente mucho, y puede que tengan razón, en parte. Para nosotros representa una señal, o una intención de cambio, y no solo de heladeras, sino de afectar la vida de la sociedad en una dirección que apunte a la concientización junto a la puesta en práctica de conductas que ahorren energía.

Pablo Santa Cruz Roldán

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s