Aceite de Girasol una alternativa al Gasoil.


En la línea de este magnífico blog de proporcionar ideas y truquis (como el de la viviendaalternativa) a sus millones de seguidores, veamos un ejemplo de cómo ahorrarse unas pocas perrillas en el gasto de combustible gasoil para coches (esas máquinas infernales con las que Estado y Capital nos obligan a transportarnos) mediante el uso de aceite de cocinar. No hablaremos de otras tretas como meterle gasoil subvencionado agrícola o de calefacción (respectivamente rojo y azulado frente al pardo del gasoil A… el color es el sistema de detección que emplea la GC de tráfico cuando toman una muestra del depósito, y que conlleva sanción administrativa). Como información previa, decir que el biodiesel (existente desde hace tiempo en gasolineras) es un conjunto de aceites tratados.

Muchos motores diesel pueden funcionar con aceites vegetales como: girasol, maíz y colza. Este último, por ejemplo, se popularizó en Italia hace unos años para los motores diesel nuevos y decían que funcionaba (el gobierno, a pesar de la menor contaminación del invento, impuso multas por el impago de los impuestos derivados de combustibles). Sin embargo, el aceite de oliva no se puede utilizar, ya que se solidifica a ciertas temperaturas (menos de 5ºC). Los aceites citados, pues, pueden usarse en motores de inyeccion indirecta, con bomba Bosch, y tanto en diesel clásicos como turbodiesel. No recomendables, en cambio, para aquellos motores de inyeccion directa o aquellos dotados de bombas Lucas o CAV ni en sistemas commonrail. En el método que a continuación vamos a exponer se trata de emplear cierta mezcla aceite+gasoil, aunque podría llegar a usarse sólo aceite.

Para iniciarse en el tema, se aconseja utilizar aceite nuevecito sin usar, y mezclado en el depósito en cierta proporción con el gasoil. La primera vez se comenzaría con una relación cercana al 10%. Esta proporción puede ir aumentándose gradualmente conforme vayamos “acostumbrando” el motor a la nueva mezcla. Hay al menos cuatro problemillas:
– El aceite se calienta más tarde que el diesel. Por ello, si aumentamos demasiado la proporción de girasol en la mezcla se pierde rendimiento en la combustión. Para solucionarlo, habría que evitar acercar la mezcla al 50%, mejor todavía, instalar un intercambiador de calor a la salida del depósito que calienta el aceite hasta unos 70º (en éste último caso podríamos llegar a una relación aceite:gasoil hasta del 80%)
– El aceite de girasol presenta como particularidad que tiene una viscosidad 10 veces superior al diesel, viscosidad que aumenta exponencialmente segun nos acercamos al punto de solidificacion de este en torno a los 3º. Es por tanto necesario en invierno y en zonas de temperaturas inferiores a 10º tomar medidas para licuar el aceite en la mayor medida posible. Este problema se puede solventar añadiendo de 10 a 14% de gasolina (ya no trae mucha cuenta…), o que la mezcla sea baja en aceite, o instalar un sistema de dos depósitos independientes.
– En los periodos de parada prolongados se pueden solidificar restos de combustible vegetal a medio combustionar.
– en coches antiguos parece ser que los manguitos pueden llegar a verse afectados.

Ventajas:
– Los humos producidos por aceite vegetal son menos agresivos y con menor nivel de monóxido de carbono y azufre. Aunque ojito con el procedente de fritanga reciclada, que puede desprender un intenso olor a sardinas fritas.
– En general se advierte un funcionamiento más “suave” del motor, sin perder potencia ni consumo (aunque sobre ello hay opiniones divergentes).
– Evidentemente, aunque el ahorro económico no sea enorme, téngase en cuenta que a la fecha de publicación de este post el litro de aceite de girasol puede alcanzar un precio 20% menor al del gasoil A. Mientras el aceite lleva incorporado a su precio el coste de tratarse de un producto alimentario (con los controles y gastos que ello conlleva… si se comercializase un aceite vegetal no alimentario probablemente sería más barato hasta que el gobierno metiese mano), el precio del gasoil viene con una serie de impuestos. En definitiva, si por ejemplo, en la mezcla que hagamos el aceite está al 40%; el ahorro en gasto pecunario podría representar actualmente un 8% del total.

Una vez se haya habituado al motor a la mezcla con aceite, puede pasarse al siguiente eslabón: Utilizar aceite reciclado. Para ello hay que emplear los sistemas pertinentes para filtraradecuadamente el aceite usado y además eliminar toda traza de agua. Entonces, el filtro de gasoil habría que cambiarlo con mayor asiduidad. Ya en plan casero-industrial, se puede fabricar biodiesel mediante proceso de esterificación con alcohol y lejía, pero eso ya es otra historia más complicada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s